La importancia de dimensionar correctamente su generador: Lo que debe saber

Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de dimensionar correctamente su generador. Hacerlo ayuda a prevenir problemas como fallos inesperados del sistema, sobrecarga de capacidad y más, al tiempo que garantiza el máximo rendimiento y la máxima longevidad. Si está en proceso de comprar un nuevo generador y le preocupa el tamaño, hay una serie de cosas importantes que debe tener en cuenta.

Por qué es importante dimensionar un generador

Los dos principales errores que puede cometer al comprar un generador son, afortunadamente, bastante sencillos: puede comprar uno demasiado grande para sus necesidades y uno demasiado pequeño para satisfacer su demanda. Ambos plantean sus propios problemas.

Comprar un generador demasiado grande para el uso que tiene previsto darle significa, en última instancia, que está pagando más dinero del que debería, no sólo por el generador en sí, sino por los costes de combustible asociados a su funcionamiento. Comprar un generador demasiado pequeño crea esencialmente el escenario opuesto: está invirtiendo dinero en una solución que probablemente no podrá hacer realmente lo que necesita debido a estas restricciones. Incluso si puede proporcionarle la energía que necesita, esto supondrá una gran tensión innecesaria para su equipo, haciendo que falle directamente o que requiera más mantenimiento del que debería.

Cómo dimensionar su generador

Siempre que te sientas cómodo con un poco de matemáticas, el proceso de averiguar el tamaño del generador que necesitas es relativamente sencillo. Comience por hacer una lista de todos los artículos de su casa o lugar de trabajo que su generador necesitará alimentar, seguido de la cantidad media de tiempo que estos artículos estarán funcionando con el generador en primer lugar. La mayor parte de esta información puede encontrarse fácilmente en la documentación original que venía con el equipo o en una etiqueta impresa en el propio aparato.

Anota todos los requisitos de potencia de arranque y funcionamiento de cada uno de estos aparatos. Si encuentras los requisitos de potencia en amperios, puedes convertirlos fácilmente en vatios mediante las siguientes ecuaciones:

Multiplique los amperios por los voltios para obtener la carga resistiva de un elemento concreto.

Multiplique los amperios por los voltios y, a continuación, multiplique esa cifra por el factor de carga para obtener la carga reactiva de un elemento concreto.

A continuación, toma las necesidades de vatios de cada elemento y conviértelas en kilovatios hora. Multiplica los vatios por una hora y luego divide esa cifra por 1000. Si tienes una unidad que requiere 5.000 vatios y necesitas que funcione durante una hora, tu ecuación sería la siguiente:

5000 x 1 / 1000 = 5 kilovatios hora.

Una vez que haya averiguado cuántos kilovatios hora utiliza cada elemento durante el funcionamiento normal, sume estas cifras para averiguar la necesidad de carga completa durante una hora. Utiliza esa cifra para encontrar un generador que satisfaga tus necesidades exactas de energía para obtener los mejores resultados posibles.

 

 

¿No está seguro de lo que busca?

Tenemos una gama de soluciones que podemos ofrecer. Introduzca sus datos a continuación para obtener una consulta y un presupuesto gratuitos.